VoluntAstur - {Centro de Voluntariado y Participacion Social }

Legislación

¿Qué debemos saber de la actual ley de asociaciones?

CAPÍTULO III Funcionamiento de las Asociaciones

El funcionamiento interno de las Asociaciones debe ser democrático. La Ley prevé dos clases de órganos de las asociaciones:

  • La Asamblea General, integrada por todos los socios y que es el órgano supremo de gobierno. Su competencia se extiende a la adopción de todos aquellos acuerdos que tienen una especial trascendencia en la vida de la asociación como son la modificación de estatutos, la disposición o enajenación de bienes, la remuneración de los miembros de los órganos de gobierno, la disolución de la asociación, etc.
  • Subordinado a la Asamblea General, la ley prevé la existencia de un órgano de representación que gestione y represente los intereses de la asociación.

Es importante destacar la regulación de la Ley en materia de retribución de cargos. Los miembros de los órganos de gobierno pueden recibir retribuciones en función del cargo. Dicha posibilidad se condiciona a que las retribuciones consten en los Estatutos de la asociación y en las cuentas anuales aprobadas por la Asamblea. En el caso de que la asociación quiera solicitar la declaración de utilidad pública, por imperativo del artículo 32 de la Ley, los miembros de los órganos de representación que perciban retribuciones no podrán hacerlo con cargo a fondos o subvenciones públicas.

Las asociaciones deberán destinar los beneficios que obtengan del ejercicio de actividades económicas, incluidas las prestaciones de servicios, de manera exclusiva al cumplimiento de sus fines sin que se permita, en ningún caso, el reparto entre los asociados, ni entre sus cónyuges o personas que convivan con aquellos en análoga relación de afectividad, ni entre sus parientes, sin que se permita tampoco la cesión gratuita a personas físicas o jurídicas con interés lucrativo. En caso de disolución de la asociación, los bienes sobrantes de la liquidación deberán destinarse a los fines previstos en los Estatutos.

En lo relativo al régimen de responsabilidad, destacar que las asociaciones inscritas responden de sus obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros. Los Asociados no responden personalmente de las deudas de la Asociación. Los miembros y titulares de los órganos de gobierno y representación y las demás personas que obren en nombre y representación de la asociación responden frente a la Asociación, los asociados y los terceros por los daños causados y las deudas contraídas por actos dolosos, culposos o negligentes. Igualmente estas personas responden civil y administrativamente por los actos y omisiones realizados en el ejercicio de sus funciones y por los acuerdos que hubiesen votado. En el caso de que la responsabilidad no pueda imputarse a una persona en concreto, responden solidariamente todos los miembros de los órganos de gobierno o representación, a menos que puedan acreditar que no han participado en su aprobación y ejecución o que expresamente se opusieron a ellos.

CAPÍTULO IV Asociados

En este capítulo, destaca como novedad la previsión de que en caso de separación voluntaria de un asociado de la Asociación, éste pueda percibir la aportación patrimonial inicial u otras aportaciones económicas realizadas, sin incluir las cuotas de permanencia en la asociación. Esta posibilidad queda sometida a las condiciones, alcance y límites que se fijen en los Estatutos de la asociación y siempre que la reducción patrimonial no implique perjuicios para terceros.

CAPÍTULO V Registro de Asociaciones

La Ley contempla un Registro Nacional de Asociaciones en el que se inscribirán las asociaciones y demás actos inscribibles que afecten a asociaciones, federaciones, confederaciones y uniones de asociaciones de ámbito estatal y todas aquellas que no desarrollen principalmente sus funciones en el ámbito territorial de una Comunidad Autónoma. Igualmente se inscribirán las asociaciones extranjeras que desarrollen actividades en España de forma estable o duradera. En el Registro Nacional existirá constancia de los asientos de inscripción y disolución de las asociaciones inscritas en registros especiales previstos legalmente. El Registro Nacional llevará un fichero de denominaciones para evitar duplicidades.

En cada Comunidad Autónoma existirá un Registro Autonómico de asociaciones en el que se inscribirán las asociaciones que desarrollen principalmente sus actividades en el ámbito territorial de aquellas.

Los Registros de Asociaciones son públicos.

En el procedimiento de inscripción, la Administración se limita a verificar el cumplimiento de los requisitos que debe reunir el acta fundacional y los estatutos sin llevar a cabo una función calificadora. La inscripción en el Registro no tiene carácter constitutivo. El procedimiento se suspenderá cuando se adviertan defectos formales en la solicitud o cuando la denominación coincida con otra entidad inscrita. Igualmente se producirá la suspensión, si se encuentran indicios racionales de ilicitud penal, dándose traslado de toda la documentación al Ministerio Fiscal o al órgano jurisdiccional competente. Se denegará la inscripción únicamente en los casos en los que la entidad solicitante no se encuentre incluida dentro del ámbito de aplicación de la ley o no tenga naturaleza asociativa. La denegación de la inscripción deberá ser siempre motivada.

BÚSQUEDA
« Octubre 2018 »
L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
¡Participa en VoluntAstur!
SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Recibe nuestro boletín semanal para estar al día de las novedades.


Responsable: FUNDACIÓN EDES PARA LA EDUCACIÓN ESPECIAL. Finalidad: prestar el servicio solicitado. Duración: mientras se mantenga la relación comercial u obligación legal. Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad. Más información en nuestra política de privacidad.

VOLUNTARIADO POR ZONAS
CONCURSO DE CARTELES